Cómo reinventar tu vida sin tener que lanzarte al vacío

Cómo reinventar tu vida sin tener que lanzarte al vacío
by

A veces llega un punto de la vida en que después de haber seguido los pasos para lograr una carrera profesional sólida, no nos sentimos del todo bien, hay algo que está funcionando diferente a lo que esperábamos, algo que nos hace desear un cambio más profundo de vida !Es tiempo de reinventar tu vida! Estos son algunos de los síntomas que nos delatan:

  • A pesar de lo “exitosos” que somos, sentimos que debíamos ser felices y no lo somos
  • Estamos cansados, enfermos o estresados constantemente, – algunos incluso cuando acaban de volver de vacaciones –
  • Sentimos que nos estamos desperdiciando y que podemos dar mucho más de nosotros
  • Percibimos que nuestra labor ayuda poco a la vida de otras personas
  • El salario ya está dejando de compensar la aburrición y vacío que nos deja el trabajo
  • Sentimos que las perspectivas de crecimiento en nuestro camino actual son muy limitadas

El tema más difícil es que estas percepciones día a día crecen, sabemos que algo debemos hacer, pero tomar cualquier decisión se debe realizar cuidadosamente. Están en juego nuestra tranquilidad económica, nuestro estatus y el riesgo de poder terminar en un lugar peor.

Las dificultades para reinventarnos

Existen varios conflictos que nos limitan para tomar y construir una vida más ajustada a lo que somos y que nos haga sentir realizados y felices. Desde mi punto de vista, estos son los 3 principales:

1. Poder proveerme de los medios para vivir bien

El aspecto económico es lo que primero se nos viene a la cabeza a la hora de reinventarnos. Si con lo que hago actualmente me va bien, qué pasará conmigo si me pongo a hacer algo que me guste, pero que no dé para vivir. ¿Qué pueden pensar los demás de mí? ¿Qué sucederá con todos los beneficios económicos que gozo actualmente? ¿Cómo pago la pensión de mis hijos/crédito bancario /vacaciones? ¿Qué pasará con mi familia?

2. Tomar una decisión que después me arrepienta

El famoso refrán de “mejor malo conocido…” describe la forma del pensamiento. Se requiere osadía para tomar una decisión tan importante como cambiar algo que funciona con problemas, a algo que ni existe, aunque tenga el potencial de hacernos más felices. Sin embargo, cabe analizar que la manera cómo hemos tomado decisiones y vivido la vida hasta ahora nos ha traído a este estado de insatisfacción. La vida es dinámica y siempre aparecerán nuevas oportunidades.

3. No voy a ser capaz

Los miedos tienen muchas manifestaciones, hay varios grandes que nos limitan para tomar decisiones de vida: el miedo a “no poder hacer, porque algo me falta” y aquí las razones son muchas, por ejemplo: no soy lo suficientemente vendedor, capaz, experimentado, inteligente, capacitado o cualquier cosa que se les ocurra. El otro miedo grande es a no merecernos esa vida, por ejemplo: a ser feliz, a gozarme lo que hago o a seguir mi propio camino. Reinventarnos a nosotros mismos requiere de coraje y de calma al mismo tiempo.

No necesitas conocer tu pasión

Muchas veces vemos charlas en internet con gente muy interesante y exitosa, contando sus historias de como cambiaron su vida, dicen cosas más o menos así: haz lo que te apasiona, sigue tu propósito y lo demás llegará. Es algo así como que, si me lanzo a un abismo de lo desconocido, una fuerza mágica me empujará hasta el otro lado.

El asunto es que la mayoría de estas personas llegaron a esas conclusiones una vez ya eran exitosos. Conocer nuestra pasión y propósito no es pre requisito para reinventarnos, de hecho, la gran mayoría de personas no los conoce. El propósito y la pasión se construyen en el camino.

No tienes que tomar decisiones radicales

Reinventarse, tampoco requiere que dejes de ser empleado y pongas un negocio, o en el caso de que tengas una empresa la cierres. Hay personas que se reinventan trabajando en lo mismo que hacen en nuevas industrias, o siendo consultores internos. Reinventarse está basado explorar nuevas oportunidades para vivir de las cosas que nos generan sensaciones positivas y nos hagan avanzar; es acerca de ampliar nuestro panorama, pues el camino actual ya está agotado.

Reinventar tu vida es algo primariamente interno

Reinventar la vida no es necesariamente cambiar tu ocupación actual, sino transformar los principios de cómo vives, a unos más alineados con tus valores. Lo que sucede es que muchas veces los nuevos principios son incompatibles con tu trabajo o la empresa donde laboras actualmente, pero hay casos en los que dentro de tu puesto puedes reinventarte.

Estas son 6 acciones que puedes realizar para encontrar tu camino, que te pueden ayudar a evitar bloquearte y construir una vida diferente de una forma más tranquila, acorde contigo y que tenga posibilidades en la realidad.

1. Conéctate con lo que te gusta hoy de tu trabajo y vida

Analiza con detenimiento de lo que ya haces, qué te gusta y por qué lo hace. Esto te puede empezar a dar pistas de las actividades que ya te llenan. Trata de ser ponderado, muchas veces un estado bajo de energía, puede llevarnos a valorar todo negativamente.

2. Entiende lo que no te gusta de tu situación actual

Si te sientes bloqueado en tu desarrollo es posiblemente porque existen barreras impuestas por tu visión del trabajo, la estructura de tu organización, el trato con las personas, la forma de trabajo o la cultura, que te hacen sentir mal. Antes de saltar a buscar algo nuevo comprende que es lo que no va contigo.

3. Define qué valores se ajustan con tu vida deseada

Una vez has analizado lo que te gusta y te disgusta de cómo vives tu vida, escribe las características del trabajo te gustaría realizar. Evita definir la actividad en sí o el tipo de industria. Solo especifica las condiciones generales y el tipo de actividades en que cualquier trabajo te haría feliz.

4. Genera múltiples alternativas de estilos de vida

Muchas personas limitan sus posibilidades de reinventarse casándose con la primera idea de su ocupación ideal. La implicación de esta forma de pensar, es que no todas las ideas tienen cabida en el mundo empresarial y esto puede limitar sus posibilidades de éxito. Es mejor tener varias alternativas, mientras encontramos algo con valor para el mercado y que esté dispuesto a pagar por esto.

5. Comparte y prueba tus ideas con la gente

Cuéntale a tu pareja, familiares, amigos y conocidos de todas tus ideas y recibe retroalimentación. Busca personas que ya estén en el mercado donde quisieras desarrollar tu trabajo y analiza cómo reaccionan. Visualiza con más claridad los requerimientos y la situación del sector, date cuenta de lo que se necesita para hacer reales tus conceptos.

6. Visualiza los pasos de tu transición

Una vez hayas hablado con diferentes personas te habrás construido una idea más clara de lo que se requiere para llevar a cabo tu transición y las alternativas más viables para reinventarte. Si hay alguna opción que te guste y resuene al mercado; ahora establece los grandes hitos y tu plan para realizar el cambio. Evita acciones radicales, más bien busca tareas con un riesgo manejable y disfruta del camino.

Una reinvención de vida no es un proceso instantáneo, requiere de coraje y de estar constantemente reevaluando nuestras creencias; en tiempo puede llegar a tomar de uno a dos años. No existe un paso a paso fijo, cada vida es única y diferente. El esfuerzo lo vale, pues descubrirás nuevas cosas en tu camino, podrás vivir más satisfecho y establecer nuevos principios para crecer.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *